Ciclo

La ciencia del arte

Retos de la neuroestética


Pestañas principales

El arte es consustancial a la naturaleza humana. La creatividad artística es, sin duda, un producto de la mente humana, como lo es también el goce intelectual que producen las manifestaciones artísticas en el observador y en el artista que las crea. En este sentido, puede constatarse que existe un significado biológico del arte que justifica su aparición en todas las civilizaciones, culturas y épocas; sin embargo, a día de hoy, el placer intelectual que nos produce el arte sigue siendo una incógnita. En este contexto, la neuroestética pretende explicar científicamente, desde la neurociencia, tanto la producción como la comprensión del arte, ofreciendo respuestas a preguntas tales como: ¿por qué el arte nos provoca placer mental? ¿Es posible explicar la respuesta del cerebro cuando contemplamos una obra artística? ¿En qué consiste la capacidad estética humana y cuál es su significado tanto cognitivo como evolutivo? ¿Pueden extraerse principios universales de cómo el cerebro produce y aprecia el arte más allá de las dimensiones culturales o espirituales? Es decir, ¿puede hablarse de una "ciencia del arte"?


A priori, la ciencia y el arte parecen ser realidades antitéticas: la ciencia utiliza principios generales y explicaciones metódicas; el arte, por su parte, es una actividad humana que alude a conceptos como lo subjetivo, la libertad, la originalidad o la creatividad. Siendo así, parecería paradójico intentar explicar la base científica de la genialidad, describir las reglas de la transcendencia, del goce intelectual, o desarrollar algoritmos que predigan la creatividad o el genio. No obstante, los avances actuales en investigación neurobiológica nos ofrecen una visión del cerebro en la que se intuye la base neuronal de algunos de estos procesos. Por suerte, el misterio continúa. Aún es pronto para conocer las redes neuronales que generaron el genio de Dalí, Beethoven o Ramón y Cajal, pero sí podremos conocer algunas de las claves sobre el funcionamiento del cerebro durante el proceso creativo del artista y de la fruición estética en el espectador, algo impensable hace unos años.


En definitiva, este ciclo de conferencias –coorganizado por la Unidad de Cultura Científica de la Delegación del CSIC en las Islas Baleares y la Obra Social "la Caixa"– está dirigido a todo aquel que tenga interés en entender un poco mejor esa maravillosa y compleja estructura que es el cerebro humano, de la mano del arte y la neurociencia con la colaboración de algunos de los más destacados investigadores y divulgadores españoles en el campo de la neuroestética a escala internacional.

 

En colaboración de la delegación del CSIC a las Islas Baleares.