CONFERENCIA

Diana y sus ninfas cazando, de Pedro Pablo Rubens


Horarios y ubicaciones

Cerrar

Pestañas principales

El cuadro Diana y sus ninfas cazando ofrece una oportunidad ideal para adentrarse en el arte de Rubens. A pesar de su pequeño tamaño, la escena muestra el poderío formal y la vitalidad que son característicos de su obra. El asunto del cuadro nos permitirá recordar que Rubens fue uno de los principales pintores de mitologías de su tiempo. A diferencia de la mayor parte de sus colegas, el pintor de Amberes no se limitaba a ilustrar escenas escogidas por otros. Sus profundos conocimientos del arte y la cultura de la Antigüedad le permitieron convertirse en un intérprete original de la tradición mitológica, escogiendo temas que apenas habían sido tratados por otros artistas.

Aunque a menudo se identifica a Rubens con cuadros de gran formato, fue también un consumado maestro en la realización de cuadros pequeños, en los que demuestra la delicadeza de su manejo del pincel y su sabia utilización de las cualidades estéticas de la pintura al óleo. El cuadro Diana y sus ninfas forma parte de un gran encargo que el pintor recibió del rey Felipe IV en 1636, cerca ya del final de su vida. El estudio de este cuadro nos permitirá acercarnos a la relación del pintor con el rey, que acumuló en sus palacios la mayor cantidad de obras de Rubens que jamás se hayan reunido.
 

Alejandro Vergara, jefe de Conservación de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte del Museo Nacional del Prado


A cargo de:

Alejandro Vergara, jefe de Conservación de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte del Museo Nacional del Prado

Sigue indagando
Temáticas relacionadas:
Públicos: