EXPOSICIÓN

La cuna de la humanidad

Nuestros primeros pasos

  • Presentacion del evento

    Enlaces a Redes Sociales

    Más información y otras ubicaciones

    CERRAR
    CosmoCaixa Barcelona 

    Hasta el 29 de enero de 2017

    Más información y otras ubicaciones
    • Dirección:

      Calle Isaac Newton, 26. Barcelona, Barcelona

    • Horario:

      De martes a domingo y los lunes festivos, los de Pascua, verano y Navidad, de 10 a 20 h 

    • Promociones:

      50 % de dto. clientes CaixaBank

    • Reservas:

    • Precio:

      Incluido en la entrada al museo

    • Aforo:

      Plazas limitadas

    • Comentarios:

      Los menores de 16 años, deben ir acompañados de un adulto para visitar CosmoCaixa

    • Accesibilidad:

    La exposición en un minuto

    • Los Homo sapiens hemos sido la única especie humana que ha logrado expandirse por todo el mundo. Pero, ¿dónde y cuándo empezó nuestro recorrido biológico y cultural?

    • Esta exposición temporal nos presenta los principales descubrimientos arqueológicos y paleontológicos que un equipo internacional de investigadores españoles del Instituto de Evolución en África (IDEA) lleva a cabo en el África Oriental desde hace más de una década.

    • Enmarcados por la singularidad de Olduvai, los yacimientos tanzanos han dejado al descubierto herramientas líticas, huesos de animales y fósiles de antepasados que por primera y única vez se exponen en nuestra ciudad. La muestra subraya el valor del continente africano y el gran valle del Rift como escenario clave para entender el origen de la humanidad.

    Cinco ideas clave

    Botones de las ideas clave
    CERRAR
    Un paseo por la evolución humana

    El discurso expositivo gira en torno a cuatro ámbitos que representan como hilo conductor los cuatro grandes grupos de homínidos: los australopitecos, los habilinos, los Homo ergaster/erectus y los Homo sapiens arcaicos. La exposición traza un recorrido que nos traslada casi cuatro millones de años atrás para explicarnos el origen y la evolución de nuestros ancestros africanos, su comportamiento y su tecnología, hasta la aparición de los primeros Homo sapiens hace unos 200.000 años. Más de doscientas piezas originales, en que se incluyen herramientas líticas y restos faunísticos y paleoantropológicos, se muestran junto a réplicas y moldes de homínidos para explicarnos cómo y cuándo nos hicimos humanos.

     

    Foto: panorama eyasi.jp © Mauricio Antón

    CERRAR
    Una oportunidad única e irrepetible

    Desde el año 2008, un equipo de arqueólogos, paleontólogos y geólogos españoles, en colaboración con investigadores tanzanos, trabajan en la «Cuna de la Humanidad», en la garganta de Olduvai. Un trabajo iniciado hace más de dos décadas en el yacimiento de Peninj, en el lago Natron (norte de Tanzania). Fruto de estas buenas relaciones científicas e institucionales, el gobierno de Tanzania y el museo de Dar es Salaam autorizaron sacar piezas originales de las colecciones del museo para ser exhibidas fuera del país, así como obtener datos de fósiles originales para reproducciones inéditas de cráneos de homínidos en 3D. La exposición se inauguró por primera vez en 2014 en el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid. Después fue hacia el Museo de la Evolución Humana en Burgos. Y cuando finalice su itinerancia en Barcelona, ​​la exposición viajará hacia Dar es Salaam, donde pasará a formar parte de la colección permanente.

     

    Foto: Taller de elaboración de moldes © Mario Torquemada / IDEA

    CERRAR
    Comprender el pasado. El valor científico de los hallazgos.

    Gracias al descubrimiento de esqueletos, cráneos, huesos y utillaje prehistórico, entre otros vestigios, los investigadores disponen de herramientas que les permiten obtener información precisa para reconstruir lo que sucedió en el pasado. La investigación arqueológica se descompone en una serie de momentos sucesivos, algunos de los cuales transcurren sobre el terreno y otros en el laboratorio. Estudios como los de la tafonomía, por ejemplo, son vitales para analizar los tipos de marcas y fracturas que aparecen en los huesos. Hoy en día, los especialistas pueden llegar a determinar si los humanos explotaron a los animales antes o después que los otros depredadores. Desde los hallazgos más impactantes hasta los estudios pioneros y los trabajos actuales, todo un legado de investigadores y profesionales trabajan minuciosamente en busca de la prehistoria africana y los orígenes humanos. Esta exposición es también un homenaje a todos ellos y ellas.

     

    Foto: Comprendre el passat Hominidos y pelorovis © Mauricio Antón, MDR y EB

    CERRAR
    El Rift y la aparición de las sabanas africanas

    De fractura geológica a escenario de una larga ocupación de homínidos, el gran valle del Rift nos ha dejado un excepcional registro arqueológico y paleontológico con implicaciones evidentes sobre estrategias territoriales de movilidad y uso del espacio por parte de nuestros antepasados. Alrededor de los 2,8 y 1,7 millones de años, un intenso y paulatino proceso de aridificación favoreció la expansión de los ecosistemas de sabana en el África Oriental. La reducción de los espacios forestales y su sustitución por zonas abiertas de sabana obligó a los homínidos a hacer frente a nuevas situaciones. Es el momento de la aparición de los primeros Homo, así como de las formas robustas de australopitecos: los Paranthropus.

     

    Foto: TK Olduvai Gorge ©Javier Trueba / Madrid Scientific Films

    CERRAR
    Estudiar la evolución humana, un camino sin fin

    Los hallazgos arqueológicos y paleontológicos en esta última década se suceden a un ritmo vertiginoso. Desde el año 2000, se han descubierto nuevos géneros de homínidos —algunos de ellos antepasados ​​nuestros, otros extintos que no dieron lugar a ninguna otra nueva especie— que obligan a revisar constantemente el complejo árbol de la evolución humana. La dificultad que supone profundizar en algunos temas, la especialización que esto genera, así como la variedad de estudios y opiniones que derivan de los diferentes equipos de investigación, complica aún más la exposición del panorama de nuestra historia evolutiva.

     

    Foto: Leakey con oh5 © Bettmann/ CORBIS.