PROYECCIÓN

Marie Antoinette (María Antonieta)

Sofia Coppola, EE. UU.-Francia-Japón (2006), 123 min., VOSE

Pertenece a: Cine versallesco


Horarios y ubicaciones

Cerrar

Pestañas principales

Muchos han criticado a Sofia Coppola por haber rodado la vida de María Antonieta como si fuera el autorretrato de una niña caprichosa en una sociedad exclusivista, que podría ser también la de Bel Air o la de Park Avenue, en Manhattan: el mundo de lujo y confort, ultraprotegido, de la propia hija de Francis Ford Coppola, que le produjo el filme. El error es no entender que esta aproximación es pertinente, la mejor opción para interpretar lo que fue la vida de una princesa educada para serlo, destinada, en la adolescencia, a un matrimonio de Estado que la llevaría de su adorada Viena al incomprensible e insoportable rigor de Versalles, y que intentó ser ella misma malgré tout, y huir de sus responsabilidades, provocando en nombre de una cierta libertad personal una crisis institucional. María Antonieta fue una youngster pija digna de otros filmes de Coppola, como Las vírgenes suicidas o The Bling Ring. Y los que mejor han estudiado la vida de la última reina de Versalles afirman que el filme es el que mejor ha comprendido su personalidad, el que mejor ha retratado su frivolidad y el que mejor ha encontrado la forma de compararse con muchos de los estigmas consumistas y exhibicionistas contemporáneos. La mezcla de músicas de aquel tiempo y de la actualidad habla de modas intercambiables, y la aparición de unas bambas Converse entre los zapatos de la reina es el detalle extraordinario que ilumina las tendencias irresistibles de los mundos de la apariencia. María Antonieta contó, además, con la total colaboración del Estado francés, y accedió a toda la información, a los lugares más secretos, y ocupó literalmente el palacio entero, el Trianon, la Aldea de la Reina, Fontainebleau, Chantilly (siempre Chantilly), el Hotel Soubise, Vaux le Vicomte, y, en un gesto de anacronismo sublime, la Ópera del Palais Garnier (que todavía no existía, a finales del siglo XVIII, y donde asistimos a un carnaval digno de El fantasma de la ópera de Andrew Lloyd Webber).

Definitivamente, la mejor película filmada en Versalles, sobre Versalles…


Sigue indagando
Temáticas relacionadas:
Públicos: