EXPOSICIÓN

Mediterráneo. Entre el mito y la razón

Visita - Taller


Horarios y ubicaciones

Cerrar

Pestañas principales

En la Antigüedad, a lo largo del primer milenio antes de Cristo, las culturas existentes por todo el Mediterráneo tenían una visión del mundo más bien sombría y negativa: el hombre tenía un destino marcado y estaba supeditado a la voluntad de los dioses. Explicaban con mitos todo aquello que les era desconocido.
Más tarde, a partir del siglo x a. C. y en el seno de la cultura griega, se produjo un cambio de mentalidad, un corte en la historia de las ideas: por necesidad, los griegos empezaron a hacerse preguntas y a ir más allá en el intento de comprender el mundo que les rodeaba. Fue entonces cuando decidieron enfrentarse a él, asumir el papel de sus héroes imaginados: vencer el miedo y descubrir tanto el espacio mediterráneo como su «espacio interior» humano.
Poco a poco, los hombres empezaron a tomar decisiones por sí mismos, prescindiendo cada vez más de sus antiguos dioses e, incluso, creando nuevas divinidades. La fuerza física del guerrero fue sustituida por la fuerza interior del filósofo y el pensador. Crecieron como individuos y, al mismo tiempo, como comunidad, estableciendo nuevos lazos entre ellos. Crearon e innovaron (por ejemplo, la polis, la ciudad), adaptando y desarrollando las antiguas ideas hacia una nueva visión del mundo, más a medida humana. Esas nuevas ideas las materializaron en el ágora: nuevo espacio de relación humana dentro de la ciudad. También cambió la visión que tenían del ser humano, ya que reconocieron la importancia del alma que poseían como personas.
Esos hombres griegos, protagonistas del cambio de ideas, fueron además capaces de exportarlas por todo el Mediterráneo. Posiblemente les debemos el ser como somos…


Sigue indagando
Temáticas relacionadas:
Niveles educativos: