PROYECCIÓN

Wall·E y Presto

Pixar


Horarios y ubicaciones

Cerrar

Pestañas principales

Presto, dir. Doug Sweetland (2008), 5 min

Presto, un orgulloso y afamado prestidigitador, se dispone a efectuar su actuación…, sin acordarse de que su fiel conejo (el que saca siempre de la chistera cualquier mago) todavía no ha comido y está muerto de hambre. Cuando la mascota reclame su zanahoria y no esté dispuesta a participar en el show, a Presto se le vendrá encima más de un problema.

Wall•E se hizo acompañar de un cortometraje para su proyección mundial, Presto, que, al igual que el filme principal, resultó nominado a un Oscar. El cortometraje fue dedicado a Justin Wright (1981-2008), un animador de Pixar que trabajó para Ratatouille y falleció debido a un ataque al corazón antes del estreno en cines de Wall•E. Sweetland quiso combinar para Presto la vieja tradición del cartoon y darle vida con el nuevo diseño de los personajes de Pixar, en lo que muchos han definido como un homenaje a Tex Avery, creador de personajes como Bugs Bunny y el Pato Lucas.


Wall•E. Batallón de limpieza (Wall•E), dir. Andrew Stanton (2008), 98 min

En el año 2700, la Tierra ha sido devastada y no existen señales de vida en ella. Wall•E, un robot de limpieza destinado a trabajar en el planeta, lleva una vida solitaria coleccionando objetos obsoletos pero curiosos que ha ido encontrando. Un buen día, su rutinaria existencia se verá alterada por la aparición de Eve, un robot enviado a la Tierra para buscar signos de vida. Ambos iniciarán dos aventuras, la romántica, conociéndose el uno al otro, y la galáctica, cuando encuentren un signo vital en el planeta, un brote de planta verde.

Todo un reto para Andrew Stanton el querer ambientar una película de animación en el espacio exterior y que, además, pareciera realista. De ahí que Wall•E sea la primera película de la factoría de animación Pixar en incluir imágenes reales en la historia, imágenes reales de humanos y de espacios que, en contraposición a los robots y la tecnología desplegada en la película, marcarían el contraste y la diferencia que estaban buscando. Aunque la idea inicial (algo parecido a un Robinson Crusoe como único habitante del planeta Tierra), el germen, se iniciara a mediados de los años noventa (cuando se estaba creando Toy Story), no fue hasta 2003 que se empezó a trabajar en serio en la preproducción de Wall•E. Para animar a los robots, los diseñadores y el personal de Pixar estuvieron meses estudiando las películas mudas de Charles Chaplin y Harold Lloyd, hasta que acabaron fijándose —y por eso Wall•E es su particular tributo— en R2-D2 (el robot bajito de La guerra de las galaxias) y Buster Keaton, quienes, según los creadores del film, demostraron por demás lo mucho que puede transmitirse sin palabras.

Wall•E obtuvo multitud de premios en distintos festivales, entre ellos el de mejor película de animación en los Oscar y en los premios BAFTA británicos.


Sigue indagando
Temáticas relacionadas:
Públicos: